miércoles, 30 de septiembre de 2015

Last




Qué tal amigas!

Ayer gané la batalla a las pelusas! Fue una lucha difícil, se me escapaban y aparecían por los lugares más insospechados, pero creo que he diezmado la población lo suficiente para que no me den la lata durante una temporada.

Eso si, se reproducen que da gusto, qué comerán?

En fin. Que esto no es cierralabocayrecogepelusas.blogspot.com, así que mejor os voy hablando de otras cosas.

Mis cuádriceps? Bien gracias. Hoy por lo menos he podido subir las escaleras con dignidad. Y con zapatos. Que no os lo conté pero ayer me tuve que ir a currar en Converse (con los zapatos en el bolso, claro, que a mi jefe le da un aypordios si me ve con ellas xD) porque no aguantaba otra cosa en los pies.

Lo peor es que gran parte de culpa la tienen las Asics, amigas. Mis queridas odiadas Asics. Las usé el lunes y resulta que me hacen ampolla en el puente de la planta del pie. Ya me pasó en la playa, me salieron en los dos pies, y aquí entrenando no es la primera vez. Así que ya se que las Nimbus no son para mi.

Sin embargo, el otro día corrí con unas Mizuno que me ha vendido un compi marine y chicas, voy divinamente. Ni un dolor de cadera ni de rodilla, como con las Skechers del Averno, ni ampollas como con las Asics.

Que viva Mizuno. He dicho. 

Creo que voy a dejar las Asics para los entrenamientos "indoor" (léase bodypump y esas cosas) y las adidas guarras que tenía para eso me las llevo a casa para tenerlas de repuesto.

Y como para correr hay que tener dos pares, ya tengo excusa para comprarme unas decentes en Nueva York.

Todo son ventajas :-P



Ayer me emocioné viendo el nuevo spot de Nike.

POR FIN SE ACUERDAN DE LAS LENTAS!

Mirad, es cortito, dura un minuto:




A que es genial? Yo me veo así, por Madrid, el año que viene, o al siguiente. Corriendo mi primera maratón. Aunque vaya la última, iré feliz. Lo se. 

Aún no me ha pillado nunca el coche escoba, pero nunca se sabe, oye. Para todo hay una primera vez.

Precisamente hoy me he topado con este texto de @ldevega de Drinking Runners. Me he sentido identificada, pero sobre todo me quedo con esta frase:

“Runner principiante, pon un sobrado con paciencia a tu lado y verás adónde llegas”.

Espero que mi compi marine David (el de la Madrid-Segovia, para que veáis el nivel) tenga paciencia, que me va a hacer de liebre el día 18 en la carrera de la Ciencia para que haga 70 minutos xD

Que por cierto, si queréis ir y os juntáis un grupito de 5 amiguetes, tenéis un pack de dorsales por 39 euros en www.letstport.es. Para que luego digáis que no os aviso, amigas.

Hoy tengo el día cargadito: tengo que estar en el Bronx de 6 a 7 para una cosa que ya os contaré si me va bien, y claro, de 7 a 8, hasta que empiece el club del corredor, tengo un vacío...que creo que voy a rellenar con una clase de spinning. 

Spinning y Correr. A ver si no muero. Eso si, luego el funcional ya me lo pensaré, no lo tengo claro xD

Mañana más! 

Muuuuak

Flor.










martes, 29 de septiembre de 2015

Pesadilla!




Pesadilla. Según la RAE: "Ensueño angustioso y Tenaz"

Tal cual. 

Ayer me encontré cara a cara con la que fue una de mis peores pesadillas en el instituto. Y mira que, en general, los del isti fueron los peores años de mi vida, por muchas razones que no vienen al caso. Pero esto se me quedó grabado a fuego:

El test de Cooper.

Para el afortunado que no lo haya sufrido, este test consiste en estar corriendo 12 minutos a tu máximo nivel y medir la distancia para comprobar tu resistencia. 

(Más info en la todopoderosa Wikipedia)

Ahora mismo correr 12 minutos no me supone mucho problema, pero cuando estaba en el instituto me agobiaba muchísimo y lo pasaba realmente mal cuando sabía que nos iba a tocar hacerlo.

Si, si. Como os lo cuento. Ese test del averno me provocó más de una noche en vela. En el instituto yo estaba ya gordita, y no me movía más que esas horas de gimnasia obligatoria a la semana. Y si me podía saltar la clase me la saltaba. Así que imaginad mi (nula) resistencia física. 

No tengo que aclarar que NUNCA fui capaz de conseguir correr enteros esos 12 minutos en el instituto verdad? 

Aunque mi primera experiencia traumática con estos tests malvados no fue con Cooper, fue con otro que se llama Course-Navette. Este me lo hicieron en el cole, y aún hoy lo recuerdo y me da rollo. En serio. 

Este test de Course-Navette eran dos puntos separados por una recta de 20 metros (en mi caso fue en el campo de futbol del cole) y había que ir de un punto a otro corriendo antes de que sonara un pitido, los que no llegaban se iban eliminando, y los intervalos de los pitidos eran cada vez más cortos. 

Yo en su momento creo que hice dos o tres rectas nada más. Ascopena.

(Course-Navette también está en Wikipedia, para las curiosonas)

Total. Que ayer en el Club del Corredor, cuando llegamos al Parque Andalucía, yo me las creía muy felices pensando que tocaban series, y toma! 

La palabra maldita. COOPER.

Primero dimos dos vueltas de calentamiento a nuestro circuito de 500, y después, estuvimos 12 minutos corriendo a tope.

Bueno, yo a tope-tope no. Lo primero porque si empiezo a tope me desfondo y no termino. Prefiero llevar un ritmo incómodo pero manejable. Y lo segundo porque llevaba los cuadriceps como si fueran dos piedras de lavar. Me dolían a cada paso.

1900 metros. Es lo que dieron de si los 12 minutos.

1900 metros en los que dejé atrás mucho más que la pista. Por fin, a mis casi 34 años, terminé un test de Cooper. 

Toma eso, yo del pasado! Nunca es tarde, no?

Aunque no estoy contenta con el resultado, porque he suspendido, amigas!



Me quedé a 100 metros del aprobado raspado. Cagonlaleshe. Si no hubiera corrido el domingo (y si no estuviera floja porque estoy en esos días del mes, guiño guiño) seguro que hubiera dado más de 4 vueltas (2k). No hubiera llegado al Excelente, 5 vueltas significa ir a menos de 5min/k, pero un poco más de 4 vueltas seguro. 

Espero que Fabio repita el test dentro de unos meses, a ver si soy capaz de darme por lo menos 4 vueltas y media. 

Después del test hicimos un par de series, un 1000 y un 500. El mil se me dió fatal de los fatales, 6'40", porque mis cuadriceps no me dejaban continuar. Pero en el último 500 apreté (literalmente) los dientes y conseguí entrar en mis marcas "normales", 2'51". 

Y subí corriendo la cuesta. Esto se está convirtiendo en una costumbre ya.

Te vas a enterar, Cuesta de la Albufera. Te voy a subir como si te llamaran "la planita".

Después de estirar y del grito de guerra, tocaba, por fin, volver a enfrentarme al funcional. 

Menudo funcional. Pensado para mis cuadriceps cargaditos grrrr...Mirad el WOD:



Mátame camión.

Los números: 4 ejercicios, 3 series, 25 minutos.

Los ejercicios en si no eran ni desconocidos ni complicados. Y no había burpees! Pero veis el número de repeticiones de cada uno?

Exacto. En la primera ronda, 150 lunges con salto, 125 press de hombro (que por cierto hice con 5kg, normalmente lo hago con 2.5kg, así tengo hoy estas agujetas mortales) 100 flexiones y 75 sentadillas con la pesa rusa del averno.

Os he dicho alguna vez que Fabio está loco?

Me puse al lío, los lunges sin salto, por supuesto, así que tardo muchísimo. El press de hombro se me dio algo mejor, pero tuve que pararme a descansar algunas veces porque se me cargaban muchísimo. 

Y llegaron las flexiones. Ay, las flexiones. 100, nada menos. Muerte. Lo bueno es que cuando las terminé, el ejercicio de la pesa rusa del averno se me hizo hasta fácil, mira tú por donde.

Terminé con mucho sufrimiento (pero mucho, mucho) la segunda ronda y aún fui capaz de meter 40 lunges de la tercera. Demasié.



Como diría Burgue: estoy muuuuu floja!

Me fui a la ducha cansada, pero contenta. A ver si no vuelvo a tener pesadillas con ese Cooper malvado.

Hoy no toca gym, toca limpieza en casa, que si no las pelusas se me van a amotinar y no me van a dejar entrar! 

Y así descanso un poco estos cuadriceps, que me están dando la lata. Para qué os voy a engañar, amigas.

Mañana más!!! 

Muuuuuak

Flor.


























lunes, 28 de septiembre de 2015

El valor de 34 segundos


Me encanta Mr. Wonderful


Buenos días. Odio los lunes.

Dicho esto, comenzamos.

Estoy reventaíta. Necesito un finde para descansar del finde. O, como me decían esta mañana por Whatsapp, que los miércoles no se currara. Un día entremedias ahí qué bien sentaría! 

Tenemos que lanzar un Change.org de esos, semanas laborales de 4 días, findes de 3! 

Se me va, lo se. Pero a que molaría? 

El caso es que estoy cansadita pero, como siempre os digo, ha merecido la pena!  

El viernes iba a ir a correr y a bodypump, pero no pudo ser. Entre la falta de sueño, no poder comer durante casi todo el día por la prueba que me hicieron y el cansancio acumulado de la semana, cuando salí del médico estaba muy revuelta, así que me fui a casita a descansar. Mi mente necesitaba un poco de ejercicio, pero mi cuerpo se puso cabezón. A veces tendré que hacerle caso. 

El sábado me levanté prontito porque...tocaba bodycombat!!!!

Había quedado con mi compi marine Miriam, y para allá que fuimos, deseando probar la nueva coreo...

Y nos chafaron. No había nueva coreo. Por lo que se ve la semana de las presentaciones pueden hacer la antigua, así que esa hicimos. Para mi era nueva porque no la había hecho tampoco nunca, pero aún así, fue un poco decepción. 



En fin. Dimos la clase, sin más. Por lo menos me sirvió para moverme un poquito después de tantos días, que desde el ciclo del martes no había hecho nada. 

Después de la compra y la comida, el costillo y yo nos fuimos a Madrid a por el dorsal y la bolsa del corredor de la carrera del domingo, patrocinada por Bimbo, la Global Energy Race. Y no estaba mal, oye! 

Aparte de los dos tipos de pan que veis y la camiseta molona, había una bolsita de panchitos de esos tan riquérrimos que vienen con miel y sal, y un par de bolsas de una historia que se llaman Takis, que están asquerositos pero al costillo le encantan.

(Le encantan tanto que se zampó ayer cuatro bolsitas, las dos que me dieron a mi y otras dos que le dio un compi marine xD)



Después de recoger la bolsa teníamos pensado cenar en Madrid, pero como soy una despistada total nos tuvimos que volver a Móstoles. 

Mi selfie choni amarillo pollo!
Me había olvidado de coger las zapatillas de la taquilla del gimnasio!!! 

Para matarme. En fin.

Estuvimos cenando cerca de casa (pasta rica, mmm...) y nos fuimos prontito a la cama, porque el despertador sonó el domingo a las 6.30h.

En serio. Por qué tanto odio? 




A las ocho y cuarto ya estábamos mi compi marine Rober y yo dejando la mochila en el ropero.


Estrené el portadorsal que me regaló Diego el día
de los Beer Runners. Me costó hacerme a él pero
luego me resultó comodísimo!!!


Una vez libres de mochilas, nos fuimos a ver un poco el ambiente, al baño y al punto de encuentro donde habíamos quedado con Richar y la culebrilla.

El baño.

Ay, el baño.

Lección aprendida en esta carrera: si un baño está libre, es por algo. No hace falta curiosear. 



Y como dijo Forrest Gump, es todo lo que tengo que decir sobre esto.

Esta carrera ha sido genial porque tenía una compañía muy especial!

Mis amigas comentadoras!!!!!!!

Con Cris y Gemma!!!!

Cómo mola esto de internet. Te pones a escribir tus chorradas en la red, y de repente tienes dos nuevas amigas así de geniales! Así da gusto!

Tomamos posiciones, Rober se fue hacia delante, porque es muy keniata él,  y quería salir en la foto xD

Después llegó Richar (la culebrilla se rajó, pero la perdonamos porque tenía una razón de peso, te esperamos en la próxima!!) y por fin salimos!

Los primeros kilómetros iba concienciada. Sabía que era cuesta arriba, cogí mi ritmo e intenté no salirme de él. La verdad es que entre las ganas que tenía de volverme a enfrentar a un 10k, la compañía estupenda que llevaba y la buena temperatura que hacía, iba muy cómoda.

Sufriendo, porque yo siempre sufro en mayor o menor medida, pero cómoda.

Peeero.

Si, hay un pero. 

Llegó el kilómetro 5, el fin de la cuesta arriba. Llegó el avituallamiento, por fin, que iba muerta de sed. 

Así que bebí, y me lancé a la cuesta abajo como si quedara un kilómetro. Y pasó lo que tenía que pasar. Que en el km 7 estaba muertita, y además con flato. 

Iba emperrada en bajar la marca, y no pensé. Si el apretón lo llego a pegar en el 7 en vez de en el 5, probablemente hubiera aguantado el ritmo hasta el final. Pero en el 7 iba que me moría. 

Anyway, puse el modo "Chema Martínez", es decir, no pensar y correr. Un pie, otro, un pie, otro. Siempre animada por mis amigas comentadoras, que hicieron conmigo todo el recorrido pese a ser mucho más rápidas que yo. 

Richar se escapó en el 6, pero me esperó en el 9 para entrar a meta conmigo. 

Y menos mal, porque yo en el 9 no podía más. En serio. Estaba mareada! Se me iba a salir el corazón! Y pensaba en cómo había sido tan inconsciente. No había aprendido nada en la Liberty? 

Aún con mi cabeza hecha polvo, Richar tiró y tiró hasta que consiguió que diera un amago de sprint los últimos metros.

Y entré en meta con un tiempo de 1h13'09". 34 segundos menos que mi paso por el 10k de la media maratón. 

Dos minutos menos que mi último 10k (si no contamos la Liberty) que fue la carrera de los bomberos, con un recorrido prácticamente idéntico. 

Felicidad extrema. 

(cuando se me pasó el mareo mortal, claro xD)

Aquí un vídeo que nos hizo Rober, casi en meta, intentando sonreir pese a ir muerta matá! (que terminó en 42 minutos, ya os dije que era un keniata, aparte de marine! Ah! ytambién hizo MMP!!)



video


Y aquí la captura del abrazo en meta, hecha polvo pero feliz y emocionada de tener tanta buena gente a mi lado:

Qué haría yo sin mi coach!!!!!

Una vez olvidado el sufrimiento, sólo queda la felicidad de haber vuelto a hacer un 10k en condiciones, con buenísima gente alrededor, siempre animándome, siempre esperándome, siempre creyendo en mi más que yo misma.

Y encima con MMP. 

Aunque sólo sean 34 segundos. Es señal de que vamos siempre hacia arriba. Que lo que hacemos, lo que nos matamos entrenando sirve de algo. Vamos mejorando poco a poco

No lo habría conseguido sin ellos!

Ah, tengo que decir que la organización de la carrera estuvo muy bien, el avituallamiento y todo, para repetir!

Volvimos al Bronx, rumbo a desayunar y al spa del gym, un buen premio al madrugón y al esfuerzo!

Marines!

El resto del día ya no fui capaz de hacer nada de provecho, como seguro os habríais imaginado ya.

Hoy toca volver a empezar, toca Club del Corredor y voy a intentar volver (por fin) a Funcional. Mañana os contaré si sobrevivo xD

No me puedo ir sin dar ánimos a mi Burgue, que está pasándolo mal por una encía malvada. Mucho ánimo mi niña, ponte buena pronto que te echo de menos! 

Muuuuuuuak!

Flor.




















viernes, 25 de septiembre de 2015

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo.




Hola amigas! Por fin viernes! Menuda semanita!

Os acordáis que el miércoles estaba contenta de faltar al gimnasio? Mis piernas necesitan un descanso, bla, bla, bla...

JÁ! por la tarde no hacía más que pensar:

"Qué habrán hecho?" "Dónde habrán ido?"

A ver, no me entendáis mal. Yo estaba encantadísima con mi familia en el cumpleaños de mi hermano. Nos lo pasamos estupendamente, le gustaron los regalitos, comimos tarta y les achuché a todos: a mis padres, a mi hermano, a mi cuñada, a su barriguita de embarazada y a mi sobri peludo, Nuke, mi perro favorito. 

Además, como llegué a casa prontito, aproveché para acostarme también pronto, que nunca viene mal una horita de sueño más :-)

Pero me hubiera gustado poder clonarme y haber estado también en el entrenamiento. Soy así de ansias.



Además, resulta que hicieron un 6000! Joeeeeeee! La última vez que hicieron algo así también me lo perdí (os lo conté aquí), qué rabia más grande!

Bueno. Ya está hecho. Qué remedio. 

Ayer tampoco hubo entrenamiento, grrrrr...pero tengo buena excusa, me han puesto el holter, así que estoy sin dormir y de muy mala leche.

(Por si me seguís hace poco, os cuento me pusieron otro Holter en marzo, que fui a la cardióloga para que me hiciera una prueba de esfuerzo, de cara a la media maratón. Las pruebas dieron todas bien, la tensión un pelín alta, nada importante, pero el médico de medicina interna quería repetirlos)


Hoy si. Hoy tengo plan de gym, correr y luego bodypump. Se supone que tiene que ser al revés, pero yo a las 9 y media de la noche de un viernes no salgo que me da sustito. Ea. 

Estos días sin gimnasio me ha invadido la nubecilla negra que me surge a veces...también por eso no hubo post ayer. Pa' qué contaros penas?

Como he aprovechado para preparar un poco el planning del viaje a Nueva York, como no podía ser de otra manera, he acabado viendo vídeos de la maratón.

(Maratón que correrá mi amigo Luis en 35 días, qué nervios!)

Al principio estaba de bajona, pero luego di por casualidad con la frase de Walt Disney que da título a este post. 

Soñarlo, Dios bien sabe que lo he soñado. Muchas veces. Así que el primer paso está dado. 

Además, hay que ir por partes. Primero hay que bajar el tiempo en la media. 

A ver si la semana que viene, ya sin pruebas de por medio, estoy más animada, amigas. 

De momento voy a pensar en el entrenamiento de hoy, el plan que tengo mañana (que os contaré el lunes si va bien, misterio misterio) y
la estrategia para carrera del domingo, que la tengo muuuuy clara:




Muy ordinario, lo se. Esto antes era un blog serio. Pero lo encontré en google y no me he podido resistir a postearlo xD



No me he olvidado de los viernes cocinillas!
Pero hoy es un poco especial, porque os voy a recomendar una página de facebook que se llama Nutritienda.


La conocí gracias a Richar y me encanta todo lo que postean: recetas, consejos saludables...

Mirad por ejemplo qué tortitas fit:



No me digáis que no son super apetecibles! Las quiero hacer el domingo, pero para merendar. Ya os contaré qué tal me quedan. 

Que tengáis muy buen fin de semana y el lunes tendréis la crónica de la Bimbo Global Race! A ver qué tal se nos da! Si la corréis nos veremos por allí ;-)

Muuuuuak!

Flor.





















miércoles, 23 de septiembre de 2015

Sufre, mamón...




"Mi abuelo siempre decía que el otoño es la estación idónea para arrancar de raíz cualquier cosa que no quieras que vuelva a molestarte. En los meses de primavera todo está demasiado lleno de vida. En verano está demasiado fuerte y no hay manera de soltarlo. Pero el otoño es el momento idóneo, porque en otoño todo está cansado, y más dispuesto a morir" 

(Patrick Rothfuss. El nombre del viento)


El otoño ya está aquí. Es mi segunda estación menos favorita, después del invierno. 

Lo único bueno es que te puedes empezar a echar la mantita en el sofá, no hay que poner ni el aire acondicionado ni la calefacción (con el ahorro que supone en la factura de la luz) y correr es más fácil porque ya no hace calor mortal.

Y lo mejor de todo. Hoy es el cumple de mi hermano! 

El más guapo! En el mejor estadio del mundo :-P

Esto significa que hoy no voy al gym, claro. Tengo que ir a tirarle de las orejillas. 

Y menos mal, porque mis piernas están pidiendo un descanso a gritos. Bueno, mis piernas, mis brazos, mi espalda...

Ayer iba a ir a abdominales y a ciclo. Sólo llegué a ciclo, y casi que me alegré, porque un ciclo con Fabio...es mortal.

Y más cuando llevas tres semanas sin hacer spinning, amigas. Y aún más cuando en vez de gemelos parece que tienes las piernas rellenas de piedras.

Pero bueno, quién dijo miedo. Allí que fui, y encima me obligó Burgue a ponerme en primera fila! A mi! ains. Para qué le haría caso!

Dividió la clase en tres bloques, cada uno más duro que el anterior. Si ya con el primero la bici iba frenada, por Dior! que nos hizo subir 6 cuartos de vuelta de golpe! Hombre por favor! Que soy joven pero no tanto ya! :-P

Yo hacía lo que podía, os lo juro. Miraba a mi izquierda a los marines dándolo todo, y yo también gritaba cuando me lo permitían los pulmones. 

Hacia la mitad de la clase, sonó lo que os podéis imaginar, por el título del post:



Y pretendía que cantáramos. Pero si no podía ni respirar! 

(Burgue, super fan de Hombres G, se vino arriba que casi se pone a dar la clase ella xD )

Fabio dijo que lo de "sufre" no iba con segundas, yo no lo tengo tan claro eh? Mira que le gusta darnos caña. 

Bueno, y nosotros se lo agradecemos. A masocas no nos gana nadie xD

El caso es que, aunque muerta, salí muy agustito de la clase, y más después del día de m... que había tenido.

Quién quiere ir a un spa cuando puede dejar todo su estrés en forma de sudor en una clase de spinning?

Hoy les daré un merecido descanso a mis patitas, que ya toca.

Antes de irme os cuento que me he apuntado este domingo a una carrera:


Es mi vuelta a un 10k "oficial", sin obstáculos, por asfalto...han pasado casi 4 meses, desde la Liberty. Consiste en subir de Cibeles a Plaza de Castilla y volver, así que serán 5k cuesta arriba y 5k cuesta abajo. Vamos, en la altimetría de la carrera se ve divinamente:



Mi estrategia de carrera está clara: no morir en la subida e intentar apretar un poco en la bajada. 

Un plan maestro, amigas. A ver si consigo bajar mi mmp de 1h13'. 

Ahora si, dejo de dar la lata ya. Mañana más! 

Muuuak

Flor.
















martes, 22 de septiembre de 2015

Lo que me enseñó la Eternal




Qué tal amigas?

Yo cansada. No, agotada. No, lo siguiente a agotada. Muertita de la vida. Estas agujetas van a acabar conmigo. 

Me duele el cuello, los hombros, la espalda, tengo las manos hinchadas, llenas de heridas, los codos pelaos, me duele el brazo derecho, el muslo derecho también, tengo las rodillas peladas, el bulto del tobillo molesta menos pero ahí sigue....

(y encima ayer estrené zapatos y me han hecho daño, cachis)

Vamos, que estoy hecha un cuadro. Pero un cuadro feliz.




Esta carrera, además de dejarme hecha un cuadro, me ha hecho aprender muchas cosas:  

- Hay que llegar con tiempo para que no nos pase lo del domingo: que dieron la salida y las meonas estábamos camino al baño. Tampoco estaría de más que nos hubíeramos informado bien, o que no hubiéramos hecho caso a la policía, y hubiéramos aparcado mucho más cerca. Que nos tocó darnos un paseo antes de correr xD

-  Me tengo que comprar un cacharrín para hacer agujeros en el dorsal. El portadorsal es muy cómodo, pero el dorsal era de plástico y fue imposible llevarlo porque no pude hacer los agujeritos. 

- No puedo comer nada del avituallamiento. Los panchitos (comí un puñadín) me revolvieron y apunto estuve de tener que irme corriendo al baño, a pesar del omeprazol.

(los que se metieron un trago de vino del porrón y unas aceitunas y siguieron corriendo son mis héroes. He dicho.)

- Tengo que buscar las rodilleras y las coderas. Me habían hablado de unas del Decathlon, pero no las encontré, y no quiero llevar unas muy aparatosas, como las de los patinadores. Si no encuentro nada, tengo que buscarme algún apaño (se me ocurre unos calcetines gordos cortados, así de pronto, alguna idea?) para no desollarme las articulaciones. Que una cosa es no llevar falda y otra cosa es no poder apoyar los codos en ningún sitio sin ver las estrellas. 

- También debería usar guantes. Pobres manos mías...no volverán a ser las mismas.

-Ah, y gafas de sol. Me di dos sustos con las lentillas cuando se me metió agua (barro) en el ojo. Por una tontería como esa se me puede fastidiar la carrera.

- No hay que pasar las alambradas boca arriba. Que se me engancha el pelo xD

- Los hinchables se pasan mejor en compañía. Jeje.

Qué ganas de otra carrera así! 

Burns-Fabio, maquinando
maldades para el Club..xD
Pero bueno, hay que seguir con la vida normal así que ayer fui por fin al Club del Corredor. Fabio sabía lo de la tensión y estuvo pendiente de mi, preguntándome cómo iba de pulsaciones y yo le iba contando sensaciones.

Eso no significa que me diera tregua. Qué va. No se si es casualidad o que este hombre es un cachondo y lo hace adrede, pero siempre que hay carrera, el lunes hay clase mortal. Y esta vez no iba a ser menos. 

Pusimos rumbo al Prado Ovejero. La cosa ya prometía. Tocaban cuestas mortales.

Empezamos dando una vuelta de reconocimiento. 

Qué reconocimiento, digo yo, si lo conocemos de sobra xD

Bueno, que me disperso. El caso es que durante la vuelta yo me quedé atrás. Pero más atrás que otras veces. Iba dolorida y no me daban más las piernas. Así que les perdí de vista. Tanto, que pensé que ya no les encontraría, porque miraba a la cuesta donde solemos hacer los ejercicios y no estaban. 

Ya estaba pensando en darme yo sola otra vuelta a ver si les encontraba, cuando les vi en un lateral. Es una zona, también cuesta arriba, pero con el terreno muy desigual, con arenas, piedras, surcos...bonita bonita, vaya. 

Se trataba de correr a una velocidad constante, dándole chicha pero no en sprint ni en progresión, cuesta arriba por supuesto, y bajar trotando. Lo importante era la técnica. Fabio puso mucho énfasis en que teníamos que correr apoyando las punteras y levantando bien las rodillas. 

Muerte a los gemelos. 

Con la sobrecarga que llevábamos ya encima. Pero bueno, como siempre, hay que apretar los dientes y hacerlo lo mejor posible. 

La verdad que no se me dio mal. Fabio me iba dando instrucciones y yo lo único que notaba, aparte del dolor de cuerpo y que cada vez se me iba sobrecargando más la rodilla y el gemelo derecho (por las puñeteras skechers,  el domingo notaba que se me cargaba más la zona derecha y era por las zapas! por cierto ya las tiré, oeeeee), es que tardaba más en recuperar de lo normal. No sabemos si es por la tensión o por el esfuerzo del domingo. 

Bueno, y que ya en las últimas no podía con la vida. Pero eso es normal xD



Alguna repetición si que me salté, entre que voy más lenta y me doblaban, y alguna que me dijo Fabio que descansara...pero salí del entrenamiento contenta con el trabajo hecho. Me esforcé y me vi mejor de lo que pensaba. 

Vuelta al gimnasio, estiramientos, grito de guerra marine y a las duchas. No me pude quedar al funcional, aparte del agotamiento no tengo las articulaciones para apoyarlas en ningún sitio xD

Y menos mal, porque según lo que me han contado...fue para marines experimentados!

Hoy toca abdominales y ciclo. De momento al bodypump no me acerco, hasta que pueda apoyar los codos. Llevo sin hacer ciclo....buf, ni me acuerdo. A ver qué tal se me da. Mañana os cuento todo! 

Muuuuuak!

Flor.